02/8/2019

La humedad afecta la estética y también la salud

20745 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

La humedad en las viviendas es un problema común para Manuel Argudo. Es albañil de profesión y trabaja en la capital.

A lo largo de 30 años, dedicado a esa labor, ha empleado distintos métodos para solucionar el daño. Algunos son más efectivos que otros, señala.

Lo ideal —según Argudo— es anticiparse y partir desde que la casa está en construcción; sin embargo, la mayoría de sus clientes no lo hace.

Cuando el deterioro es evidente sobre las paredes es cuando los propietarios actúan. El problema además de ser estético, puede afectar la salud.

Uno de los síntomas para detectar humedad es el color de la pared. La pintura se torna amarillenta dando un aspecto de suciedad.

En otros casos la pintura salta o se agrietan las paredes. Los casos —afirma Argudo— pueden darse por la antigüedad de las casas, pero también en viviendas recién construidas.

Estos problemas vienen de la mano con el moho y ácaros. De acuerdo con Adriana Hurtado, médico general, el moho puede perjudicar las vías respiratorias debido a que son de fácil accesibilidad.

Las partículas de moho permanecen en el aire y quienes son más vulnerables, como los niños, pueden sufrir de asma. También las mujeres embarazadas, los adultos mayores o quienes tienen el sistema inmunitario deprimido pueden correr riesgos.

"La humedad y los ácaros pueden provocar escalofríos, cansancio, dificultad para respirar. El frío que conlleva también puede causar problemas articulares, reumáticos, dolor de huesos, entre otros", mencionó la especialista.

Tipos de humedad

El 80 % de construcciones de planta baja en contacto con el terreno tiene este problema, señala Miguel Gavilánez, especialista en humedad de construcciones. Él explica que hay distintos tipos, entre ellos:

Humedad por capilaridad es la que sube del terreno. Su característica es que se revienta el enlucido, se descascara la pintura a diferentes alturas en una línea homogénea y existe salitre.

Humedad por filtraciones es la que se presenta en una sola pared. Puede deberse a tubos rotos, desniveles del terreno externos, mal emporado en los techos o terrazas, falta de impermeabilización, fisuras, ventanas mal aisladas.  

Humedad por condensación es la que se origina por el paso del agua de un estado gaseoso a uno líquido. Por ejemplo en el baño, tras tomar una ducha, el vapor se condensa, se vuelve líquido en los vidrios y cae en forma de gotas.

¿Cómo combatir el problema?

Para combatir la humedad, una opción son los impermeabilizantes que son ideales para las partes altas, como techos y recubrimientos externos. Son líquidos que se aplican con base en una ficha técnica.

En esas zonas tiene un efecto permanente, pero —explica Gavilánez— si la humedad proviene del terreno y no se corrigió durante la construcción, al aplicarlo en una pared puede empeorar el daño porque actúa superficialmente.

El costo varía según la marca y la cantidad que se emplee. Puede ser aplicado por un experto o por el propietario de la casa.

Otra opción —según el sitio web Goteras es volver a yesar el área afectada. Esta alternativa requiere de alguien especializado en el tema. El proceso consiste en volver a poner yeso a la zona afectada con un apósito impermeable o mezcla de cemento.

Luego se colocan los tubos de distribución en los agujeros de los ladrillos y transfiere el líquido a la pared bajo la influencia de la gravedad. Finalmente se pone la membrana de impermeabilización del agua en la parte superior de la superficie del suelo existente.

El precio puede ser alto debido a que se requiere mano de obra calificada y materiales de construcción.

También se puede optar por una alternativa ecológica y biocompatible (no emite ondas electromagnéticas) a través de un dispositivo antihumedad que se instala en cualquier punto de la casa.

El costo varía de entre $ 15 a $ 60 el metro cuadrado, dependiendo de la construcción. Tiene un efecto permanente.

El sistema seca completamente la humedad en las construcciones de planta baja. La iglesia San Francisco, en el Centro Histórico de Quito, es un punto que ha empleado este dispositivo.

Según Gavilánez, con este sistema se pueden ver resultados a los 6 meses en construcciones nuevas o en 2 años en construcciones antiguas como el caso del templo. / Medios Digitales (I)

20745 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?