Usted está aquí

20.10.2015
Brillo en la cumbre del Cotopaxi

El Instituto Geofísico informó este lunes, a las 22H28, que una hora atrás, y hasta ese momento, se pudo observar nuevamente "brillo" en la cumbre del ‪volcán Cotopaxi.

"Este fenómeno que se asocia al reflejo de la irradiación del magma en los gases que salen del cráter, fue señalado como posible en este escenario 1, y no representa un cambio importante en el proceso eruptivo", aseveró la institución.

La foto de esta nota fue publicada por el Instituto Geofísico desde la cámara ubicada en la zona de Sincholagua y en modo nocturno, que permite ver al nevado de esta forma.

En el boletín 133, publicado la mañana de este martes, el Ministerio Coordinador de Seguridad Ecuador indicó:

El último informe emitido por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IGEPN) señala que el volcán Cotopaxi continúa con su actividad interna y superficial moderada.

En el transcurso de la noche, el volcán permaneció nublado pero se observaron emisiones de gas y vapor de agua que alcanzaron una altura de 1200 metros sobre el nivel del cráter; su dirección varió entre occidente, sur suroccidente y oriente.

Al momento el volcán está despejado y se visibiliza una columna de vapor de agua y gases de una altura aproximada de 1000 metros sobre el nivel del cráter con dirección al oriente.

En las últimas 12 horas se registró un pequeño incremento en los indicadores de sismicidad, que muestran movimiento de magma y fluidos en el interior del volcán.

En su informe especial número 20, el IGEPN manifiesta que, de acuerdo a sus condiciones actuales, el volcán se enmarca en el escenario número 1, que contempla un incremento progresivo en la actividad eruptiva con emisiones de ceniza, seguidas de pequeñas explosiones. Este proceso puede durar semanas, hasta que se agote la energía del pulso de magma que aparentemente ingresa al interior del volcán. Durante este escenario, se podría observar incandescencia en el cráter y existe la posibilidad de que se generen lahares secundarios sin que afecten a la población.

Recomendación

Vivir en una zona de riesgo obliga a tener un plan de acción y prepararse adecuadamente. Asegúrese de que todos en su familia conozcan el plan de contingencia y sepan en dónde se encuentran los albergues y sitios seguros.

Elaborado por

Cristina Carranco

Califique esta información
Total votes: 372